Hermandades y Cofradías Linarenses

La idea nació allá por el año 1995, calculo, o quizá por el año 1996. Fue al finalizar una Semana Santa, eso sí lo recuerdo muy bien, y cursaba FP de Informática, por lo que los cálculos son correctos. Y es que cada vez que terminaba la Semana Santa, año, tras año, pues no podía evitar sentirme triste. Se lleva en la sangre. Pongamos el año 96. Al terminar la Semana de Pasión, se me ocurrió hacer algo que uniera la informática y la Semana Santa, dos de mis pasiones. ¿Qué tal un programa multimedia? Ya existían algunos en otras ciudades, y yo estaba aprendiendo a programar en “C“. Se me ocurrió que podría intentarlo… pero pronto puse los pies en el suelo. “C” es muy potente, un gran lenguaje de programación, efectivo y funcional, pero para trabajar con gráficos e imágenes no servía.

Entonces llegó mi amigo Miguel Ángel Medina, creo recordar, quien me habló de otro compilador de “C” diferente al que usábamos en clase llamado DJGPP. Que, por cierto, aún existe si lo buscamos en Google. Otro día hablaré un poquito del código. El caso es que, como compilador, era similar al de Borland usado en clase, pero DJGPP tenía un sistema sencillo para agregar librerías y Miguel Ángel me comentó la existencia de una librería gráfica llamada Allegro. Investigué cómo instalar el compilador, la librería y demás y conseguí hacer un programa en “C” que mostraba una imagen. A partir de ahí empezó todo, tras este gran descubrimiento. Más adelante comentaré también las bondades de esta librería. El caso es que se lo comenté a mis amigos Miguel Ángel García y Luis Javier Contreras y a partir de ahí empezamos a trabajar, una vez les expliqué el proceso y lo vieron adecuado y, sobre todo, factible.

Foto01

Pantalla inicial del programa, justo al ejecutar el mismo.

Había que repartir tareas, sobre todo, programación, diseño, recopilación de información y recopilación de material fotográfico. Me encargué de algunos diseños específicos, que tenía que usar con la programación, y de ésta de forma íntegra. Al programa se lo bautizó como “Hermandades y Cofradías linarenses” y la idea era que fuera una enciclopedia con la historia de la Semana Santa linarense, en general como de cada una de las cofradías por separado. Por otro lado, se buscaba que sirviera de referencia en cuanto a consulta de datos como número de hermanos de las cofradías, autores de las imágenes, información sobre los pasos, las bandas, itinerarios, etc…

Foto02

Portada del programa tras la presentación de inicio al ejecutar el mismo

Después, vimos que la mejor forma de estructurar el programa era mediante un menú principal que derivara a diferentes apartados. En los dos primeros apartados se hablaba de la historia y evolución de la Semana Santa en general y de la Semana Santa de Linares en particular. El tercer apartado era donde se encontraba toda la chicha del programa, básicamente. Aquí teníamos las fotos, los datos y la historia de todas y cada una de las cofradías de Linares.

Foto03

Menú principal del programa.

Por último se añadió una opción para que sirviera de consulta sobre determinada terminología cofrade que quizá el lector no pudiera entender, por lo que agregó un diccionario cofrade, que fue el mayor quebradero de cabeza en cuanto a código y programación se refiere. Las dos primera opciones se las curró Miguel Ángel García (MAG a partir de ahora) de una forma impresionante. No digo que escribió un libro sobre la historia de la Semana Santa, porque tampoco podíamos poner tanto texto, pero fue un trabajo increíble. Se podría decir que en historia cofrade de Linares el programa puede tener unas 150 pantallas de texto con un fondo gráfico. Y también se curró cada una de las definiciones del diccionario. Luis Javier Contreras (Luis a partir de ahora) recopiló un gran número de fotos y seleccionó prácticamente todas las del programa, a excepción de las del diccionario. Hay que tener en cuenta que hablamos de una época (abril del 96) en la que ninguno tenía cámara digital, y es cuando empiezan a aparecer los primeros escáneres. Y también nos dimos un gran curro recopilando información… pero de eso ya hablaré otro día. Hablaré del código, de las fotos escaneadas, de quienes nos ayudaron, de los paseos nocturnos por las casas de hermandad buscando datos, de las locuciones que nos hizo la Cadena Ser…

Poco a poco. Esto no ha hecho más que empezar. Han pasado 20 años y no me gusta guardarme las cosas, porque el día que no esté, no podré enseñarlas. Con el permiso de todos, evidentemente…

No se admiten más comentarios

  • Contador de Visitas

    116 visitas