AÑO 2014

2014. Año en el que nace mi hija. Con la incertidumbre de la fecha, se preveía el nacimiento antes de la Semana Santa, y así fue, pero no por mucho. Noa nace el 2 de abril y la Semana Santa es justo 2 semanas después. Confiaba en tener los días de Semana Santa de permiso por el nacimiento de Noa, pero no fue así, por necesidades de la empresa. Tuve esa semana un buen turno, de mañanas, y disfruté mucho de la Semana Santa de Granada.

Pero los madrugones para ir a trabajar pasaron factura y la niña recién nacida quitaba muchas horas de sueño también, así que el Viernes Santo ya no podía con mi alma, y me quedé viendo la procesión del pueblo, sin siquiera ir a Granada.

Si a primeros de año llegó el nacimiento de mi hija, a finales de año llegó el divorcio, algo que se veía venir. Después de todo, tanto esfuerzo no sirvió de nada.

Además, en plena Semana Santa el objetivo todoterreno, el que he usado desde que empecé con mi primera réflex, se estropea. A veces no consigue abrir el diafragma todo lo que debería, y se convierte en un objetivo únicamente útil cuando hay muy buena luz en pleno día, así que pasados unos meses de Semana Santa me compro uno parecido pero mejor: el Sigma 18-250 con estabilizador. Han sido casi 10 años con el 18-200.

Besapies Rescate – 7 de marzo – Granada

Triduo Tres Caidas – 25 de marzo – Granada

No se admiten más comentarios

  • Contador de Visitas

    272 visitas