AÑO 2013

En el 2013 tengo vacaciones forzadas, y me vuelvo a marchar a Linares. Mi jefe decide tenerme fuera unos meses, esos en los que no necesita a nadie extra porque el resto de los compañeros no tienen días de vacaciones y, en cierto modo, puede prescindir de mi. Con la promesa de que voy a ser llamado cuando todos empiecen a irse de vacaciones, estoy, en cualquier caso, tranquilo.

Y así fue. Empiezo mi contrato el 1 de abril, que es Domingo de Resurrección, pero ese día tengo descanso, y mi primer turno es al lunes siguiente. Después, por circunstancias de la gente, un trabajador se marcha, y yo ocupo su lugar de forma definitiva, pasando, en el mes de septiembre, a estar indefinido en la empresa.

Capilla Nazareno – Febrero – Linares

Magna Mariana – Pulsa para ver las galerías

No se admiten más comentarios

  • Contador de Visitas

    278 visitas