1ª ÉPOCA

Allá por el año 1999 compré mi primera cámara digital. Se trataba de una Samsung SDC-33 que me costó alrededor de 26.000 pesetas. Aún recuerdo la simpleza de su funcionamiento. Podemos destacar los siguientes puntos:

  • Focal Fija, sin zoom.
  • Sin flash.
  • Sin pantalla trasera para visualizar las fotografías.
  • Memoria fija para 45 fotografías, independientemente del tamaño de éstas.
  • 0,3 megapíxeles (fotografías de 640 x 480).
  • Conexión al ordenador mediante el puerto COM, con un cable incluido con la cámara y un software propio.

Y no recuerdo más, la verdad. Por aquella época, aunque ya existían las cámaras con pantalla, eran un lujo que se me escapaba de las manos.

Samsung SDC-33 1

La llevaba a todos lados en busca y captura de la fotografía perfecta, ya que, al menos, era bastante manejable en cuanto a peso y tamaño. Pensaba que aquél tamaño de 640 por 480 píxeles sería más que suficiente para ver una fotografía en una pantalla. La verdad es que eso era cierto en parte, teniendo en cuenta que la mayoría de los ordenadores soportaba una resolución máxima de 800 por 600 píxeles, y se veían muy bien. Pero luego, una vez visualizaba las fotos, a éstas les faltaba nitidez. Nunca llegó a convencerme del todo, y apenas la usé un par de años.

 

No se admiten más comentarios

  • Contador de Visitas

    149 visitas